El Funcionamiento

El principio de acción para todo tipo de materiales GIDROZIT® está basado en tres principios fundamentales: la presión osmótica, la reacción en el estado sólido y el movimiento browniano.

Al disolver en agua los componentes químicos de la mezcla seca de GIDROZIT® estos penetran profundamente en la estructura del hormigón y reaccionan con los minerales del hormigón en forma de cristales insolubles. Los cristales rellenan grietas, poros, micro capilares y otros huecos de ancho hasta 0,5 mm.

Este  crecimiento de los cristales  tiene lugar en el interior de la estructura de hormigón.  Como resultado, estos cristales pasan a ser una parte integral de la estructura del hormigón.

La  densidad de los cristales es tan densa que las  moléculas de agua no pueden pasar más a través de los poros, capilares y micro fisuras. Incluso si el agua actúa con presión sobre el hormigón presión. Sin embargo, las moléculas de aire todavía pueden pasar a través de la estructura.

Es por eso que una estructura de hormigón tratada con GIDROZIT® es capaz de “respirar”. 

En ausencia de una mayor humedad, los componentes se GIDROZIT® pueden “quedarse dormidos” (pausas en la reacción).  En  cualquier  momento que se repita la presencia de humedad, el  proceso de sellado se reanuda automáticamente y bloquea de nuevo el camino para la entrada de agua. Así pues, las estructuras de hormigón con materiales GIDROZIT® tienen la propiedad de “autocuración”.

funcionamiento
Aplicación de Gidrozit
Nos ahorra tiempo y dinero ya que el consumo es mínimo y los beneficios son incalculables,
Javier Yanguas
Ingeniero
5/5